domingo, 16 de noviembre de 2008

floor


En la santa fe
de los vestidores
Te llamaban así

Amilcar le había
Regalado la blusa
pa quitársela

El enemigo
era un tipo
que se subía
al ring a birlarle
la comida a los pibes

Morochos
y sabaleros

ahumados y
Diáfanos derredor
del pingüino

Una calor pesada
pegándole a las axilas

El aliento rubio
Y las manos de ella
experta en logaritmos
y agites

en eso de enredarse
Entre los coordinantes
de un poema
que no pretendia serlo

Refiriéndose
repetidas
veces hasta
el gollete

Preguntale
cuanto
te queda?


después de todo
la muerte es esto
de creer en nos


pasarnos y
repasarnos
en la rosca


chequear
las uniones
y hendidas


parchar mimi



Casi dormís


Casi tumbas al ángel
mas dañino del bajo
con la mirada esquiva


Se finiche.


Cuarentenas
y chichones


mejunjes
de razones
refalozas

lo entendes?

Las venas
del hemisferio
Magullado

chasquean
como el elástico
de una bombacha

10 comentarios:

Paloma dijo...

casi duermo. siempre.
y estos poemas con su fondo negro son como la noche de la que no me quiero perder cuando decido casi dormir.
saludos!

toto scurraby dijo...

vos sabes..... si que sabes

Protervo dijo...

muy lindo, che.

Alin dijo...

Preguntale cuanto te queda? buena pregunta pa hacer, no?
beso!

toto scurraby dijo...

gracias protervo

todas las preguntas son guenas.lo complicado son las respuestas alin
beso

Cíclopa dijo...

después de todo
la muerte es esto
de creer en nos

//pero después de todo//

toto scurraby dijo...

o antes......


depende muñeca rusa

PLASTICO INEVITABLE dijo...

Salud....

Un golpe
Una caida
todo parte de las reglas
todo parte deun
mismo juego, no?

toto scurraby dijo...

salud plstico

todo es un gran y tragico juego

Alin dijo...

tiene razon, toto